Fisioterapia Deportiva

Fisioterapia Deportiva

La fisioterapia deportiva es una rama de la fisioterapia en donde se utilizan las técnicas más apropiadas para cada tipo de lesión, dependiendo del tipo de deporte, el estado del deportista y  en qué momento de la temporada esté (pretemporada, temporada alta, descanso…).

En el caso de la fisioterapia deportiva hay que tener en cuenta una serie de premisas que  son muy importantes y que hacen de este tipo de terapia algo fundamental  para la práctica deportiva profesional y la buena higiene y salud del deportista.

Es también importante desde un punto de vista preventivo para mantener la salud deportiva del deportista en el punto mas alto y el mayor tiempo posible, manteniendo su regularidad pensando en que muchos de ellos si se lesionan pierden una gran cantidad de eventos deportivos y eso redunda tanto en su beneficio deportivo como económico, teniendo este último factor una gran importancia en el deporte profesional.

Las premisas a tener en cuenta entre otras son:

  • El tiempo de recuperación que tiene que ser el menor posible para que el deportista este el menor tiempo posible sin jugar y ademas pierda la menor forma fisica mientras esta lesionado y así poder recuperar el mejor momento físico en un tiempo mínimo.
  • La forma de tratamiento dado que se tiene que amoldar al tiempo y la intensidad del entrenamiento del deportista, a sus calendarios de descanso y a sus horarios.
  • La intensidad del tratamiento dependiendo de si la lesión imposibilita la práctica deportiva o no y si el deportista puede seguir una rutina de entrenamiento diferente a la que tiene habitualmente pero válida para no perder la forma física.
  • Los tiempos con los que el deportista cuenta para esa recuperación, si está en plena temporada o si está en el periodo de descanso.
  • La disciplina deportiva que se practica, si es individual o es colectiva.
  • La cantidad de horas que el deportista entrena y si el deporte es explosivo y de corta duración o de resistencia y larga duración.
  • La utilización de técnicas coadyudantes que permitan acelerar la recuperación del deportista.
Por estas causas y estas premisas el fisioterapeuta deportivo tiene que estar siempre actualizandose y aprendiendo nuevas técnicas que le faciliten el tratamiento en situaciones adversas, que sea el más rápido y efectivo en ese momento y siempre trabajando bajo presión.
En el caso de trabajar con deportistas profesionales siempre será bueno formar parte de un equipo multidisciplinar al que ayudar y que colabore para poder actuar lo mas rápido y  de la mejor forma y mas fiable posible para el deportista.